Poetisas 9/20

Mercedes Matamoros

Mercedes Matamoros

En Cuba, Mercedes Matamoros (1851-1906) y Nieves Xenes (1859-1915), fermentan todavía por estos tiempos un romanticismo tardío, en un regusto por la imagen escultórica y el artilugio verbal para expresar el sentimiento amoroso. Esa “poesía femenina”, considerada por la vieja crítica como “típica” en cuanto a su proyección de efusión emotiva, como expresión de frustraciones y apetencias sensuales escamoteadas por la alegoría mitológica, encuentra sus paradigmas en estas dos poetisas que, sin descollar en su contexto, son ejemplarizantes de lo que se esperaba y se aceptaba, y más tarde se tomó como rasero para etiquetear

Nieves Xenes

Nieves Xenes

la poética femenina. No obstante, este romanticismo desvelado de estas poetisas apunta como antecedente del exquisito tono que se incorporaría a la poesía escrita por mujeres de los principios del siglo XX, con un erotismo delicado, con una perspectiva todavía dependiente de la óptica masculina y casi siempre subordinada a la pasión amorosa, bien es cierto, mas con un elevado reclamo existencial de matices místicos y con semejante voluntad de estilo del rigor modernista. El nombre más sonoro de esa efervescencia MODERNA es el de Juana Borrero.

Juana Borrero

Juana Borrero (from Balovega.com)

Juana Borrero (1878-1896), de vida breve y apasionada, tuvo la suerte de recibir desde niña una educación especial al lado de su padre, Esteban Borrero Echeverría, literato que se ocupó de rodear a Juana de un clima refinado. Poetisa de asombrosa madurez, tocó los temas eternos de la poesía con singular sensibilidad y habilidad en la creación de sugerencias. La inclinación hacia la reflexión filosófica, con la sutil intención de que la palabra cincelada se acompañe de las meditaciones del poeta en aras de verdades que no saltan a simple vista, atributos de la belleza del cisne y de la emoción honda según reclamaban los modernistas, están presentes en la precoz Juana Borrero y de ello es buena muestra este soneto:

Vorrei morire

Quiero morir cuando al nacer la aurora

su clara lumbre sobre el mundo vierte,

cuando por vez postrera me despierte

la caricia del Sol, abrasadora.

Quiero, al finalizar mi última hora,

cuando me invada el hielo de la muerte,

sentir que se doblega el cuerpo inerte

inundado de luz deslumbradora.

¡Morir entonces! Cuando el sol naciente

con su fecundo resplandor ahuyente

de la fúnebre noche la tristeza.

Cuando radiante de hermosura y vida

al cerrarme los ojos, me despida

con un canto de amor Naturaleza. [1]

La obra de esta poetisa estuvo unida por lazos sentimentales a su novio Carlos Pío Urbach y también al poeta Julián del Casal. Sólo la muerte prematura impidió que Juana Borrero se convirtiera en una de las grandes poetisas del continente [2].

                                                               


    [1] Borrero, Juana, tomado de Poetisas cubanas, ob cit, pag 161

    [2] Otras poetisas modernistas fueron Esther Lucila Vázquez, María Luisa Milanés, y Dulce María Borrero, hermana de Juana y participante femenina en la colección de poemas “Arpas Cubanas” de 1904, donde se juntaron los más destacados versificadores de la época.

About mirtayq

escritora cubana
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s