La complejidad de la realidad

Front cover of Ophelias, title and a woman's feet partially submerged in Caribbean watersLa complejidad de la realidad jamás se puede ver por completo. A veces las personas aparentemente más equilibradas no están así. Tras los cuentos en Ofelias por Aida Bahr, ganadora del Premio Alejo Carpentier en la categoría de cuento, se encuentran mujeres al borde de esa “realidad.” Bahr escribe sobre mujeres con detalle y profundidad. Las experiencias que la escritora trata de representar son las en que una mujer puede encontrar significado cuando no hay esperanza o no hay manera de tomar el control. En las realidades que Bahr muestran, las protagonistas tienen que sobrevivir contra las situaciones presentadas. Entremos en dos de estas historias…

Bahr se enfoca en la relación entre esposos, y unos temas que se repiten en esa relación son la falta de comunicación y el abuso psicológico. En el cuentito “Puertas” la protagonista está enfrentada con la soledad en su casa después de la muerte de su esposo. Pero él no se ha ido de la mente y la vida de la mujer. La esposa todavía está bajo el control del esposo y no se da cuenta del hecho. Aparecen unas pistas que dan la idea que el esposo vivía una vida clandestina. La esposa, por su parte, vivía fuera de la vida de su hombre, aislada en la casa. Las pistas vuelven loca a la mujer y ésta ni reconoce que su esposo podría haber vivido una vida fuera de ella. ¿Por qué dejó el esposo todas estas preguntas sin respuesta? Y las llaves que dejó: ¿Qué pasa con ellas? ¿Habrá libertad detrás de esas puertas?

Otro tema de Bahr es la falta de poder de los niños. Varias veces,  los niños y las niñas experimentan situaciones en que los adultos y las expectativas crean una desorientación mental para ellos. En el caso del cuento “Indefiniciones,” las presiones de la sociedad han causado que la protagonista se quiebre emocionalmente.  La jovencita  protagonista no sabe qué ha pasado. Ella ama a su bebé, y con ese amor deja a su bebé con otra mujer.  Un momento ella quiere usar el baño y antes de darse cuenta,  todo está en caos. Preguntas. Descripciones. Mentira. Verdad. Ni la gente ni el carabinero está de acuerdo con ella. El torbellino oscura los pensamientos y respuestas de la mujercita. Cualquier persona sería intimidada. Ella no está preparada para ser madre, pero a la sociedad y a la comunidad no les importa, y no aceptan que una mujer no quiera a su niño a sulado. Tiene que rechazar su juventud y la protagonista no entiende: ¿Por qué no puede quedarse inocente un rato más?

En todos los cuentos de Aida Bahr estamos enfrentados con mujeres en situaciones fuera de lo normal. Sin embargo, tal vez no nos damos cuenta de que lo irregular está en todos lados. Está con nuestros vecinos, nuestros amigos, y nuestros amantes. Bahr muestra la complejidad a que se enfrentan las protagonistas para luchar y sobrevivir. Tantas veces, tras la calma de una cara o una sonrisa hay una profunda vacía de emoción. La gente a veces no lleva bastante esfuerzo para seguir luchando. No es que sean débiles, es que siempre estar tan fuerte es difícil. A pesar de todo, aun los diamantes se descomponen… y también nosotros.

About kyleheise

Student from California State Univeristy, Chico. I don't believe in -isms. I just believe in me.
Image | This entry was posted in Cuba, Cuban literature, Cuban women, Cubanabooks publications, Feminism, Latin American Literature, Mujeres cubanas and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s