POETISAS SÍ 15/20

Photo of authorCon algo de nostalgia y nada que se parezca a la contentura, aunque sí a la trémula zozobra de la vida compartida, llego a mi generación.

A las poetisas que –nacidas entre las décadas del cuarenta y del cincuenta, y sus cercanías– escribieron sus primeros versos en los deslumbrantes, fogosos, ingenuos, irrepetibles años sesenta. Son tantas como para dar un buen tomazo de “Florilegio”. Mas, ya lo dije, este es mi álbum, donde pongo las imagenes que me tocan de cerca, y me alegran o me duelen (incluso la mía, la que más cerca me está). Son poetisas que me tropezaba en los pasillos de la Escuela de Letras (sobre todo en su famoso Banco), en las noches bohemias del Gato Tuerto y del Coctel, en los recitales y lecturas de poemas en cualquier sitio en que “mejor se estuviera”, en el malecón, en las “cuevas” de alguno de los iniciados, incluso en las “idas al campo” (y otras aventuras que siempre poseeremos como algunos de los momentos más imborrables de nuestro pasado); algunas amigas, otras no tanto; unas que no conocí y unas cuantas que despedí y que andan por esos mundos del señor. Aquí, bien o mal, va mi tributo a aquellos años en que la poesía era parte de mis sueños.

Abbey Road album coverEl espacio formativo de estas poetisas de mi generación, donde se amalgamaban las canciones del filin, la explosión inicial de la Nueva Trova con los Beatles; el exilio, la muerte del Che y la guerra en Viet Nam; el movimiento de la llamada contracultura y los hippies; el descubrimiento del nuevo cine francés y el arte psicodélico; las protestas de Mayo en París; la búsqueda de una identidad latinoamericana, racial y sexual; son esos épicos y angustiosos años sesenta, esos mismos años en que estaban naciendo las poetisas que ahora ya han comenzado a publicar y cierran (momentaneamente) este inventario, este pequeño club de poetisas vivas.iconic image woodcut of Che

La poesía escrita por las mujeres que han recibido como experiencia mayúscula el fenómeno de la revolución, ha refraccionado el impacto de esa mutación. Todavía no hay la suficiente distancia como para sacar cuentas objetivas, pero me atrevería a afirmar que el discurso poético femenino cubano desde 1959 a la fecha, tanto dentro de la isla como en la llamada diáspora cubana, es una poesía lúcida y analítica como conjunto, y en muchos aspectos con una asimilación más madura, honesta y profesional que muchos de los colegas varones profusamente publicados. Aventuro el criterio que quizás la poca atención de antologadores y críticos —fuese por las razones que fuese— y el inevitable cribado que de ello resultó, haya favorecido que no prosperara entre las poetisas la mala versificación (rimada o libre), los temas de ocasión, la poemalia oportunista, el regodeo pastoril, la chabacanería, el falso cubanismo, como sí ha ocurrido entre las camadas abundantes de poetas que atestan los listados, donde la indiferenciada presencia sin jerarquización estética afectó durante un buen período de tiempo la pulcritud de la proyección poética cubana.

About mirtayq

escritora cubana
This entry was posted in Cuba, Cuban literature, Cuban women, Cuban women poets, Feminism, Latin American Literature, Mujeres cubanas and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s